🧑‍🎓 Soy programador de software y estudié en universidades públicas

En los últimos años, la demanda de programadores ha ido en aumento considerablemente, y con la pandemia esto no disminuyó, al contrario, aumentó todavía más la demanda de programadores. Es por ello que en los últimos 20 años, se han popularizado las plataformas de aprendizaje en línea, los hackatones, y otros eventos donde las personas se reúnen a aprender, mostrar sus proyectos y las empresas puedan reclutar programadores.

Por otro lado, las universidades por sí solas no han podido satisfacer la demanda de programadores que requiere la industria. Pero entonces, ¿qué es mejor? ¿estudiar en una universidad o aprender por otros medios? En esta publicación te voy a platicar como fue mi experiencia estudiando en una universidad, las ventajas y por supuesto las desventajas que esto tiene y que puedes hacer tú para que, independientemente de que elijas, puedas ser un mejor programador. Recuerda que incluso si tu ya tienes un grado universitario que no sea en algo relacionado a coputación, aun puedes ser programador y en este post te platico por qué.

Si lo prefieres, puedes ver el contenido de este post en mi video de YouTube, donde te cuento un poco más acerca de mi experiencia universitaria y como me ayudó a ser un mejor desarrollador de software.

Mis inicios

Mi carrera profesional como programador empieza como un hobbie, a los 14 años. Con un manual de HTML que estaba en español empecé a hacer mis primeros pininos. Páginas personales, galerías de fotos, manejadores de contenido, incluso me ayudó a personalizar mi MySpace. Si no saben qué es eso, consulten Wikipedia😂. Para los 16 ya sabía CSS y estaba aprendiendo JavaScript y PHP. Todo eso de forma autodidacta.

Para esa edad, yo me sentía un poco frustrado porque yo quería tener acceso a una educación técnica más formal, en alguna escuela, pero no lo había, ya que yo vivía en un pueblo pequeño. No había bootcamps y si los había era en la capital del estado, pero yo no me enteraba o no tenía dinero para ir. Por ese motivo es que me fijé como meta estudiar en una universidad y acceder a esta educación formal que yo quería. 

La universidad

Al terminar la preparatoria, estaba muy emocionado de entrar a la carrera, ya quería empezar a tirar código, construir proyectos y aprender. Todo empezó de maravilla con los cursos de la universidad y  admito que tenía la confianza muy arriba. Entonces llegan las primeras frustraciones: cursos que no tenían nada que ver con hacer código o desarrollar proyectos, como matemáticas diferenciales, ética y dibujo. En ese momento no me hacían sentido y no me mal entiendan, disfrutaba las matemáticas, pero esta materia, la ética y el dibujo no se me hacían necesarios.

La universidad tiene una estructura para sus carreras y estas te preparan para diferentes ocupaciones, no solo para programador. Es por ello que se incluyen estas otras materias. Tengo amigos de la carrera que hoy son contadores y gerentes. Lo que yo hice fue tomar lo mejor de cada materia, y eso tiene muchos beneficios a largo plazo, cuando ya estás ejerciendo tu profesión. En la carrera tuve una materia de Contabilidad y esta me ayudo mucho para desarrollar Facturación en tus Manos y Declaración Anual.

En la universidad, también me encontré con estupendos maestros que me ayudaron muchísimo, no solo con las materias en curso, sino también con asesorías que me ayudaran a entender otras materias, ser un mejor profesionista y como aplicar lo aprendido en la industria. Pero también me encontré con maestros insuficientes, que no tenían experiencia en la industria, que solo seguían un libro para toda la materia sin saber el fondo o que compaginaba tareas administrativas de la universidad con la docencia sin un correcto balance. Sin embargo, nunca descartes aprender algo de ellos, no solo por lo que pudieran o no enseñar, sino por su contra ejemplo. 

Por suerte, eran más los buenos maestros y ellos también me ayudaron a llegar a otro nivel. Tuve la oportunidad de dar cursos y talleres en congresos y esto me convirtió en un referente dentro de la universidad. Compañeros de otros semestres acudían a mi por ayuda, que si no entendían algo o no podían hacer algo. Admito que algunas veces no les pude ayudar, pero intentaba darles una idea de como salir de su duda. Esto me ayudó a hacer nuevas amistades que hasta la fecha siguen.

Pero no me limitaba a participar en los eventos de la universidad, también procuraba participar en eventos con otras universidades. Gracias a este tipo de eventos, pude conocer algunas ciudades de México y presentar ahí el proyecto que había desarrollado con mis compañeros. En estos eventos puedes conocer otros proyectos, saber como están solucionando sus problemáticas y conocer más personas. Mi equipo y yo recibimos invitación para ir a presentar el proyecto en Abu Dhabi

Otro aspecto importante de la universidad son tus compañeros, establecer relaciones y amistades y con quienes puedes crear equipos de trabajo para las tareas o proyectos. Y este punto es muy importante, muy difícil y a veces requiere algo de suerte. En los trabajos en equipo, el desempeño de cada uno de los integrantes cambia de acuerdo a su contexto personal, algunos trabajan, otros cuidan familiares, algunos otros son foráneos, entre otros. Lo importante es que aprendas a identificar con quiénes de tus compañeros puedes confiar para hacer trabajo en equipo, porque de eso depende si pasas o no la materia o completan el proyecto.

Yo tuve mucha suerte porque, con mis compañeros con los que me fui a Abu Dhabi, también hacía equipos de trabajo y podíamos confiar en que cada uno iba a hacer su parte y la iba a tener a tiempo. Estábamos todos preparados para hacer lo mejor posible y sacar el proyecto adelante. Por eso algunos de ellos terminaron un semestre antes de lo normal.

El reto: estudiar y trabajar

Estudiar y trabajar al mismo tiempo es algo que también te puede ayudar mucho en tu carrera profesional, porque vas agarrando experiencia laboral al mismo tiempo que estás estudiando. Esto me ayudo porque al salir de la licenciatura ya tenía al menos 2 años de experiencia laboral, más los proyectos que hice por mi cuenta. Por supuesto, este trabajo tiene que ser como programador y no te voy a mentir, es complicado, pero no imposible.

Lo importante es que, en tu trabajo, te enfoques en proporcionar valor lo más rápido posible. ¿Cómo se logra esto? Tratando de no reinventar la rueda. Apoyándote de frameworks que ya tengan estructuras definidas y funcionalidades básicas ya hechas y de patrones probados para ciertos problemas.

Esto te va a ayudar a no tener que estar las 8 horas sentado haciendo tu trabajo y te va a dar tiempo de que puedas hacer tus tareas y proyectos. Si, ya se que seria muy interesante hacer ese modulo de autenticación desde cero, pero necesitas tiempo para seguir en la escuela. Esto no es nada diferente de la vida laboral, si tomas esta regla: “trabajar por objetivos en lugar de estar 8 horas sentado programando” te va a ayudar mucho a crecer profesionalmente y a tener una vida personal, vaya, a balancear tu vida laboral con tu vida personal.

¿Trabajar o seguir estudiando?

Al salir de la universidad, pensé en buscar un empleo en el extranjero, por lo que decidí estudiar una maestría. La maestría fue una experiencia que me ayudó mucho también en mi crecimiento profesional como programador, porque me acercó al lado científico de la computación y me mostró lo último que se estaba desarrollando en temas de cómputo móvil, inteligencia artificial, procesamiento de datos y a encontrar soluciones a problemas reales.

Mi trabajo de tesis me ayudó a ver que se pueden extraer datos y metadatos de muchas formas y que esto puede ayudar a mejorar la interacción que tenemos con las computadoras más allá de una pantalla o un teléfono. Por supuesto, contemplé la idea de hacer un doctorado o dedicarme a la docencia, pero conforme fui trabajando con mi tema de tesis, me di cuenta que eso no era lo mío, por lo que seguí con la idea original.

Pero ¿Cómo te ayuda la maestría a conseguir un empleo en el extranjero? Porque los gobiernos prefieren a personas altamente capacitadas para otorgarles visa de trabajo y un titulo de maestría indica que estás altamente capacitado. Actualmente no trabajo en el extranjero, pero si trabajo con personas fuera de México. He trabajado con personas de Estados Unidos, Colombia, Australia e India, y la maestría me ayudó porque la colaboración científica también es internacional. 

Conclusión

Esta es mi historia y como cada uno de los episodios de mi vida universitaria me ayudaron en mi formación y me siguen ayudando en mi crecimiento como programador. Obviamente, tu contexto puede ser diferente, no espero que estés teniendo una vida como yo la tuve pero sí puedes tomar estos puntos, adaptarlos a tu contexto y usarlos de mejor manera para tu crecimiento profesional. Espero que este post te sirva para tomar las mejores decisiones para tu crecimiento profesional. Si conoces a alguien que está indeciso entre estudiar en la universidad o hacer cursos en plataformas para ser programador, por favor comparte la liga de este post, seguramente le va a ayudar mucho.

Rate this post

Deja un comentario